This post is also available in: English (Inglés)

De acuerdo con la Asociación de Médicos Veterinarios de los Estados Unidos, alrededor de 4.5 millones de estadounidenses son mordidos por un perro cada año. La mayoría de las mordidas son más bien incidencias inofensivas, como el niño que juega con el perro y este lo muerde durante el juego. Sin embargo, a veces estas mordidas pueden ser mucho más graves, de acuerdo con el mismo estudio, el 20% de las personas que han sido mordidas por un perro requiere atención médica.

Estas últimas instancias se toman de forma muy seria por parte de los agentes regionales de control animal. Lo último que alguien quiere es que haya un perro que presente un peligro para su familia, para el mismo perro o para el público en general. Un perro que muerde a otros sin ningún tipo de provocación se considera como una de las instancias más graves para los agentes regionales, y se deben tomar acciones.

¿Qué Sucede Cuando un Perro Muerde a Alguien?

Antes de que se realice cualquier tipo de evaluación, debe existir un reporte de una mordida de perro. Los investigadores regionales simplemente no revisan los registros de hospitales para ver si un perro ha mordido a alguien. Debe existir un reporte presentado por la víctima exactamente de cómo sucedió para que se pueda iniciar una investigación. De modo de realizar una evaluación del incidente, se lleva a cabo una adecuada investigación, por lo general los agentes de control animal los cuales están especialmente entrenados para este tipo de investigaciones. La investigación es bastante exhaustiva, comienza haciendo preguntas a todas las partes involucradas y saber exactamente lo que sucedió.

Esta investigación incluirá entrevistas con la persona que fue mordida, con el dueño del perro y cualquier testigo del evento. Si no se sabe quién es el dueño del perro, entonces se recopila información con los testigos que pueda llevar a los investigadores a descubrir la ubicación de la mascota. Esta parte de la investigación es de extrema importancia, ya que un perro sin dueño que no ha recibido sus vacunas contra la rabia presenta una grave amenaza para la víctima.

Si no se puede ubicar al perro en un corto periodo de tiempo, por lo general no más de 12 horas, se le solicita a los médicos que inicien el tratamiento antirrábico para asegurarse que la enfermedad no se transmitió a la víctima.
Como parte de la investigación, si se encuentra al perro, los investigadores se asegurarán de que el canino recibió todas sus vacunas e inmunizaciones. También investigarán si existen otras ocurrencias de mordidas del mismo perro a otras personas. Un animal que ha estado involucrado en dos o más casos puede ser catalogado como un atacante recurrente por los investigadores, lo cual será considerado como una situación mucho más seria.

Primera Vez que un Perro Muerde a Alguien

Si los investigadores conocen que un perro ha mordido por primera vez a alguien, entonces la investigación tomará un camino totalmente diferente. Por lo general, si el perro no muestra ningún tipo de comportamiento agresivo cuando los investigadores entran en contacto con el animal, éstos puedes considerar este incidente aislado que no requiere de más investigación.

Lo que esto significa para el perro es que probablemente los investigadores colocarán requisitos adicionales sobre el animal para asegurarse de que no vuelva a ocurrir un episodio como ese. Esto puede significar que no se permitirá que el perro esté en la calle más allá de los límites de la propiedad o sin correa, el perro deberá colocarsele un bozal cuando esté en contacto con otras personas u otros perros, o que sea observado por un especialista entrenado en comportamiento animal para asegurarse que el animal no manifieste un comportamiento sospechoso.

Existen eventos en los que un perro simplemente mordió a alguien, pero este no es un comportamiento que el perro demuestre en su vida diaria. Los investigadores no buscan castigar a un perro que estuvo involucrado en una situación como esta sólo una vez, así que simplemente se tomarán medidas para asegurarse que el perro sea seguro para el público.

¿Cuándo Se Sacrificará a un Perro Si Muerde a Alguien?

Rara vez se aplicará la eutanasia a un perro debido a un incidente por una mordida. Sin embargo, existen tres situaciones en las cuales usted puede estar absolutamente seguro de que se decidirá sacrificar al perro de una vez por todas.

1. Un patrón de comportamiento en el que el perro frecuentemente ha mordido a alguien.

Frecuentemente puede tratarse de tan sólo dos veces en las que el perro mordió a alguien, especialmente si esas ocasiones han sucedido en un periodo corto de tiempo. Esto le indica a los investigadores que el perro muestra un comportamiento errático y puede que no hayan razones que el perro no continuará actuando de esta manera. Como resultado, la única opción posible puede ser el sacrificio del perro.

2. Si es la primera vez que el perro mordió a alguien pero éste muestra un comportamiento increíblemente agresivo al momento en que los investigadores entran en contacto con él.

Si no hay razón para creer que el perro no dejará de morder a otras personas, aún si esta es la única vez que el perro mordió a alguien, los investigadores deben cuidar al público. Los investigadores actuarán de una forma razonable.

3.Si hay una enfermedad que afecta al perro

Si el perro ha sido herido o está enfermo y los investigadores concluyen que estas afecciones pueden ser un factor causante de su comportamiento, ellos pueden concluir que el sacrificio del perro es la mejor opción. Esta es una de esas situaciones donde el perro está más allá de poder controlar su comportamiento, así que la seguridad vuelve imperativa.

Lo que usted debe saber es que simplemente porque su perro mordió a alguien o a otro perro eso no significa que será sacrificado. Los investigadores simplemente buscan proteger al público siempre que su perro no presente ninguna amenaza.

¿Cómo el Bufete de JacksonWhite Puede Ayudarle?

Aparte de ofrecerle información de utilidad a los ciudadanos de Arizona, JacksonWhite puede apoyar a las víctimas de mordeduras de perros si desean introducir una demanda por mordedura de perro. A menudo, una mordida de perro puede causar un grave trauma a la persona en lo físico y en lo emocional, y no es justo que la víctima deba sufrir estos

Llame la Abogado de Lesiones Personales Jared Everton al (480) 526-4602 para discutir su caso hoy mismo.

Agende Su Consulta Gratis

Llene la forma de abajo para agendar su consulta gratis y discutir cuál es su mejor opción legal.