This post is also available in: English (Inglés)

Aún el mejor de los conductores pueden verse del lado erróneo en un accidente automovilístico en sólo un instante. Los accidentes son a menudo el resultado de una breve distracción, a veces de parte de ambos conductores, y desafortunadamente esa pérdida momentánea de atención puede conllevar a graves lesiones y daños a la propiedad.

Aunque lo más importante es asegurarse de la salud y la seguridad de todos los que están involucrados, uno de los primeros pensamientos que pasan por su mente después de un accidente inevitablemente será el querer conocer de quién es la culpa. Al igual que la mayoría de todos los asuntos legales, la respuesta a esta pregunta inicia con un “depende”.

Hay algunas reglas muy sencillas que aplican cuando se trata de accidentes de tráfico, pero aún el problema más fácil de decidir puede ponerse de cabeza cuando el conductor con el derecho de paso está bajo los efectos del alcohol, excesivamente somnoliento, imprudentemente agresivo o distraído por usar el teléfono.

Cómo Asignar la Culpa

Si hay un reclamo por lesiones personales debido al accidente, la corte deberá asignar el culpable para determinar el monto que deberá pagar cada parte involucrada en el accidente.

La culpa (también referida como negligencia en un reclamo por lesiones personales) generalmente se refiere al imcumplimiento de una persona o entidad para actuar con razonable atención para proteger a otros de un daño. En un accidente automovilístico, la culpa es por lo general asignada al conductor que falló en operar su vehículo con seguridad y de obedecer las leyes que apliquen en el caso.

Usted puede sorprenderse de saber que en muchos accidentes, los dos conductores comparten una parte de la responsabilidad. De hecho, si los dos vehículos estaban en movimiento antes del accidente, es seguro asumir que los dos conductores terminarán con algo de responsabilidad. Dicho esto, la porción de responsabilidad puede ser tan baja como del 1%, y hay algunos casos donde usted puede terminar con el 0% de la responsabilidad.

En casos donde ambas partes comparten la responsabilidad del accidente, la pregunta no es de quién es la culpa sin de quién carga la mayor parte de la responsabilidad por el accidente. La respuesta a esa pregunta determinará de quién primordialmente la culpa del siniestro, y por consiguiente quién es el responsable por los daños resultantes a la propiedad y las lesiones.

Cómo Determinar el Derecho de Paso

Cuando los dos automóviles involucrados en un accidente estaban en movimiento, una de las preguntas más importantes que los oficiales de policía y los agentes del seguro harán es ¿quién tenía el derecho de paso? La respuesta a esta pregunta gira en torno a las leyes de tránsito que apliquen.

El conductor con el derecho de paso por lo general no tendrá la culpa del accidente, aunque éste puede que termine con una porción de la responsabilidad. Una vez más, el asunto no es de quién fue responsable, sino quién tuvo la mayor responsabilidad por el accidente.

Cómo Determinar de Quién es la Culpa por un Accidente al Cambiar de Carril

Hablando de forma general, un vehículo que entra en un carril del tráfico es el culpable en cualquier accidente que resulte de su entrada a ese carril. De igual manera, cuando un conductor se une a un carril y ocasiona un accidente automovilístico, el vehículo entrante es por lo general culpado por el accidente.

Esto se debe a que el conductor que está cambiando de carril está en la obligación de asegurarse de que éste puede unirse de forma segura antes de intentar cambiar de carril. Así que, bien sea que el vehículo en cuestión entraba a la carretera, salía de la carretera o simplemente transitaba por la vía, es seguro decir que el vehículo que se une a la carretera será por lo general culpado.

Los investigadores también verá si el conductor que se une al carril usó o no las luces de cruce de forma adecuada. El incumplimiento de señalar con las luces antes de cambiar de carril no siempre resulta en una citación en todos los estados, pero es una parte de evidencia importante a la hora de determinar la negligencia de un conductor.

Culpa Compartida

Como ya hemos discutido anteriormente, es posible que ambos conductores compartan algo de responsabilidad por el accidente. Bajo ciertas condiciones, es también posible los dos conductores sean encontrados culpables del accidente. Los siguientes son algunos ejemplos de situaciones comunes donde ambos conductores pueden ser culpados por el accidente:

  • Si los dos vehículos que se unen al carril de forma simultánea (referidos como choque de lado), cada conductor le es asignado el 50% de la culpa del accidente
  • Si la ubicación de cada vehículo involucrado en un choque de lado es indeterminable, cada conductor se le asigna el 50% de la culpa del accidente

Cuando sólo uno de los autos cambia de carril, el carro que ya estaba en ese carril puede ser parcialmente responsable del accidente debido a comportamiento ilegal. En tales casos, el porcentaje real de culpa aplicado a cada conductor variará dependiendo en la situación. Algunos ejemplos de comportamiento ilegal que podría impactar al asignar la culpa del accidente incluyen:

  • Conducir excesivamente rápido para las condiciones de la carretera
  • Conducir bajo la influencia del alcohol o las drogas
  • No encender las luces delanteras en la noche
  • Realizar maniobras imprudentes de forma intencional para evitar que otros auto se una al carril
  • Ir a alta velocidad
  • Acelerar o desacelerar abruptamente cuando otro vehículo está cambiando de carril
  • Escribir mensajes de texto con el teléfono móvil

Conceder Daños e Indemnizaciones

En un caso de daños, un conductor al que le es asignada el 50% de la culpa del accidente o menos porcentaje es elegible para recuperar parte de los daños. Sin embargo, la suma total de la indemnización que el conductor puede recuperar se reducirá dependiendo del nivel de la culpa. Por ejemplo, un conductor que se encuentra culpable del 25% de la culpa por un accidente, puede recuperar el 75% del total de la compensación si son elegibles de recibirla, mientras que un conductor quien no tiene la responsabilidad del accidente y tiene el 0% de la culpa es elegible de una indemnización del 100%.

La Importancia del Reporte Policial

Si usted está involucrado en un accidente automovilístico – aún en uno muy leve – es esencial que se llame a la policía para que un oficial o un patrullero de carretera pueda llenar un reporte oficial de la policía por el accidente. El reporte policial de un accidente es un documento esencial que usted puede usar como evidencia en su reclamo de lesiones personales en contra del otro conductor.

Aún si usted no introduce un reclamo por lesiones personales, la compañía de seguros solicitará el reporte policial para poder asignar la culpa del accidente. Sin éste, usted sólo contará con un argumento de él dijo, ella dijo que es difícil de sostener en la corte.

Cuando el oficial de policía o el patrullero de carretera llega para llenar el reporte policial, usted debe refrenarse de asignarse ninguna culpa por el accidente, aún si usted está seguro de que fue su culpa. Deje que las autoridades y los agentes del seguro hagan su trabajo de investigar el accidente y asignen los porcentajes de responsabilidad por el accidente. Al mismo tiempo, si el otro conductor violó cualquier ley o exhibió un comportamiento cuestionable, usted debería mencionar eso al oficial e incluirlo en el reporte oficial de la policía.

Llame la Abogado de Lesiones Personales Jared Everton al (480) 526-4602 para discutir su caso hoy mismo.

Agende Su Consulta Gratis

Llene la forma de abajo para agendar su consulta gratis y discutir cuál es su mejor opción legal.