Cuando alguien es deportado de los EEUU, el Gobierno Federal normalmente prohibirá el reingreso de la persona al país por un cierto período de tiempo. La duración de este dependerá de las respectivas circunstancias personales de la deportación y podría durar de 5 a 20 años. En algunos casos, la prohibición podría ser permanente. Al concluir la prohibición, el individuo es elegible de volver a solicitar su admisión a los EEUU.

En algunos casos, el gobierno podría permitirle al individuo bajo una prohibición reingresar al país bajo una visa o green card mientras se les considera inadmisibles. No hay una regla general que englobe tales excepciones, por lo que cada solicitud es evaluada en base a cada caso. Oficiales de inmigración considerarán factores tales como antecedentes criminales del individuo, el historial de inmigración, relaciones familiares y más.

Pérdida de Calificación Original

Como estamos tratando el reingreso a los EEUU, tenga en cuenta que una orden final de prohibición de la Corte de Inmigración de los EEUU es irreversible. Si un inmigrante es deportado por la violación de los términos de su visa, esta visa es cancelada y no puede ser restituida. Similarmente, si un poseedor de green card comete un crimen que califique para deportación (por ejemplo, un delito agravado o un crimen de indecencia moral), este no es más un residente legal en los EEUU.

Si usted ha recibido erróneamente una orden de expulsión, usted tiene 30 días para apelar la decisión de la corte antes que la orden sea final. En algunos casos, usted puede hacer una petición para una revisión basada en que hubo un error de la justicia o que nueva información a salido a la luz, pero estos casos son extraños.

¿Por Cuánto Tiempo un Deportado es Considerado Inadmisible?

En la mayoría de los casos, los deportados tienen prohibido el reingreso a los EEUU por 10 años. El tiempo exacto dependerá de las circunstancias con respecto a la deportación, y están establecidas en el Acta de Inmigración y Nacionalidad:

  • 5 años de prohibición – los deportados están sujetos a la prohibición de 5 años si han sido expulsados o deportados sumariamente en la frontera de los EEUU o en un puerto de entrada en base a un hallazgo que los hace inadmisibles; si son expulsados o deportados después de haber iniciado en su contra un procedimiento de expulsión cuando llegaron por primera vez a los EEUU; o si fallaron o rechazaron a asistir o permanecer en un procedimiento ante una corte de inmigración o se retiraron antes de que culminara (sin una causa razonable).
  • 10 años de prohibición – los deportados son sujetos a 10 años de prohibición cuando un juicio de inmigración genera una orden de expulsión como conclusión de una audiencia en una Corte de Inmigración.
  • 20 años de prohibición – si alguien es deportado e intenta reingresar a los EEUU durante su período de 10 años de inadmisibilidad, un juez de una Corte de Inmigración puede añadir 10 años a la prohibición original de 10 años.
  • Prohibición permanente – los deportados pueden estar sujetos a una prohibición permanente de ingreso a los EEUU si son condenados por un delito mayor; si ingresan a los EEUU sin permiso después de ser deportados; o si reingresan ilegalmente a los EEUU luego de haber estado previamente en el país por más de un año.

Note que mientras una prohibición permanente suena bastante mal, usted tiene la posibilidad de solicitar para una exención de inadmisibilidad después de 10 años. El agente que evalúe su caso tendrá que sopesar la prohibición permanente en contra de sus argumentos por una visa, residencia permanente o naturalización.

Visas de Inmigrante

Si usted ha sido deportado desde los EEUU y es en los actuales momentos inadmisible, usted podría solicitar la admisión a los EEUU como un inmigrante. Ciertos individuos tiene prohibido hacer esto (concretamente los deportados que han sido condenados por un crimen serio como el asesinato), pero es una opción viable para la mayoría de las personas. Para solicitar su solicitud, usted necesitará llenar la Forma I-212 de USCIS y pagar una tasa.

Uno de los aspectos más importantes de la Forma I-212 es la lista de “factores favorables” que usted puede considerar para probar en su caso de reingreso a los EEUU. Ejemplos de algunos factores favorables que usted puede utilizar en su solicitud incluyen:

  • Documentación de sus responsabilidades familiares o sus intento de asumir responsabilidades familiares.
  • Evidencia de lazos familiares cercanos en los Estados Unidos
  • Evidencia de su elegibilidad para una exención para otras bases de inadmisibilidad
  • Evidencia de su rehabilitación o reformación.
  • Evidencia de su respeto por la ley y el orden
  • Evidencia de que miembros de la familia quienes son ciudadanos de los EEUU están pasando por penurias debido a su ausencia de los EEUU
  • Evidencia de que hay una alta probabilidad de que usted se convierta en residente permanente en el futuro próximo
  • Evidencia de que usted está pasando por serias dificultades debido a su ausencia
  • Evidencia de que su empleador está pasado dificultades debido a su ausencia
  • Por cuánto tiempo estuvo usted viviendo en los EEUU antes de ser deportado
  • Cuál era su estatus de inmigración durante su tiempo en los EEUU

No basta con nombrar estos factores lleno de deseos. Para que su solicitud tenga éxito, usted deberá aportar pruebas que respalden su reclamo. Evidencia válida de factores favorables pueden incluir declaraciones juradas de familia y amigos, registros de empleo, registros médicos y certificados de nacimiento de miembros de la familia.

Adicionalmente a demostrar sus factores favorables, usted también necesitará entregar documentos relevantes a sus procedimientos de deportación de los Estados Unidos. Si usted no tiene copias de estos documentos, usted los puede adquirir de las cortes de solicitud y agencias con las que usted lidió durante durante sus procedimientos de expulsión.

 

Llame a nuestro equipo de leyes de inmigración al (480)626-2388 para hablar sobre su caso hoy.

Programe su Consulta

Rellene el siguiente formulario para obtener su consulta y discutir sus mejores opciones legales.