Cuando se solicita un trabajo con una compañía en los Estados Unidos, a menudo se encontrará con una pregunta que suena así: “¿necesitará usted patrocinio ahora o en el futuro para solicitar un estatus de visa de empleo?” De modo general, esta es la forma en que el empleador descubrirá si la compañía necesitará incurrir en costos de patrocinio de una visa cuando contrata a personal nuevo. Esta también es una forma discreta de determinar la residencia legal del solicitante en los EEUU, ya que las leyes de inmigración generalmente prohíben preguntarle al solicitante de trabajo si es un nacional extranjero.

Independientemente de su estatus de ciudadanía, usted debería responder a esta pregunta con la verdad. Si usted necesita que la compañía patrocine su visa de empleo para que usted pueda viajar y/o permanecer en los Estados Unidos, entonces usted debería responder afirmativamente – aún si usted teme que al hacerlo se reduzcan sus oportunidades de obtener el trabajo. El no compartir esta información hasta después de que usted reciba una oferta de trabajo casi por seguro resultará en que la oferta de trabajo sea anulada, ya que el empleador debe inicialmente ofrecer la posición a un residente local de los EEUU. La compañía sólo puede contratar a un nacional extranjero o patrocinar una visa de empleo si no hay solicitantes locales calificados. Si el reclutador rechaza a los solicitantes locales calificados antes de contratarle a usted, entonces él o ella deberá regresar y reiniciar el proceso de de nuevo.

¿Cómo Obtener una Visa de Empleo?

La buena noticia es que si usted recibió una oferta de empleo para trabajar en los Estados Unidos, su nuevo empleador iniciará el proceso de solicitud de visa. El empleador comenzará por obtener una aprobación de certificación laboral por parte del Ministerio del Trabajo de los EEUU, después del cual el empleador presentará una Solicitud de Inmigrante para Trabajador Extranjero (Forma I-140) ante el Servicio de Nacionalidad e Inmigración (USCIS) basada en su categoría de calificación.

El gobierno de los EEUU otorga aproximadamente 140.000 visas de inmigrante basadas en empleo. Ya que normalmente hay más solicitudes de las que hay visas disponibles, las solicitudes se priorizan basadas en las categorías antes mencionadas. Hablando de modo general, los inmigrantes que califican para una categoría más alta tendrán prioridad sobre aquellos que califican a una categoría menor. Existen cinco categorías a las que un solicitante puede calificar:

  • E1 – personas con habilidades extraordinarias en los negocios, la educación, el atletismo, las artes o ciencias, evidenciado por aclamación o reconocimiento, profesores e investigadores destacados; ejecutivos y gerentes multinacionales
  • E2 – profesionales con títulos avanzados; individuos con habilidades excepcionales en los negocios, las artes, o la ciencia, evidenciado por un título experticia que es significativamente mayor a lo normal
  • E3 – trabajadores, profesionales y otros empleados especializados
  • E4 – casos especiales de inmigración (es decir, trabajadores religiosos, civiles OTAN 6, y empleados del gobierno de los EEUU en el extranjero)
  • E5 – inversionistas inmigrantes.

Una vez que todo por parte del empleador está arreglado, un representante del gobierno lo contactará para recibir las formas de solicitud de la visa y los documentos civiles. Mientras que la solicitud en sí puede variar dependiendo de su situación, usted siempre necesitará la siguiente documentación:

    • Pasaporte – debe estar vigente por al menos 6 meses después de la fecha de su entrada

planificada a los Estados Unidos (al menos que la embajada o consulado de los EEUU solicite más tiempo de vigencia)

  • Forma DS-260 – Solicitud de Registro de Extranjero o Visa de Inmigrante
  • Fotografías – usted necesitará dos fotografías 2×2 que cumplan con las normas del Departamento de Estado.
  • Documentos civiles – partida de nacimiento, acta de matrimonio y cualquier otro documento requerido especialmente por la embajada o consulado de los EEUU.
  • Apoyo financiero – prueba de que usted no será una carga pública en los Estados Unidos (es decir, evidencia de que usted no solicitará apoyo de programas de asistencia gubernamental en los EEUU)
  • Formas llenas de los exámenes médicos – usted debería recibir estas por parte del panel de médicos después de completar sus exámenes médicos solicitados y haber recibido todas las vacunas

 

El paso final en el proceso de solicitud de la visa es una entrevista con un oficial consular en la embajada o consulado de los EEUU más cercano. La decisión de si su solicitud es elegible para una visa de inmigrante reposa en este oficial, así que este puede ser el paso más crucial en el proceso. Asumiendo que la entrevista vaya bien, el oficial registrará sus huellas dactilares y le devolverá todos sus documentos civiles originales antes de que usted salga de la entrevista.

¿Qué Pasa si el Empleador Patrocinante entra en Cierre?

Desafortunadamente, una visa de empleo está basada en empleos que califiquen en los Estados Unidos. si su empleador entra en cierre, clausura o quiebra, su residencia legal en el país está en riesgo. Probablemente se le exigirá que regrese a su país de origen de forma inmediata, sin embargo usted debería hablar con un abogado de inmigración tan pronto como le sea posible para que usted pueda permanecer en los Estados Unidos. Dependiendo de cuánto tiempo ha estado en el país y si usted tiene lazos familiares directos con ciudadanos de EEUU, usted puede solicitar una green card para permanecer en los EEUU como un residente legal permanente.

¿Qué Sucede si el Acuerdo de Empleo Se Da por Terminado?

Al igual que su visa de empleo puede ser revocada si su empleador se declara en quiebra, muy probablemente su visa será anulada si su acuerdo se da por terminado. Esto puede ocurrir si usted renuncia o es despedido. De nuevo, si usted tiene su visa de empleo en riesgo, debería consultar con un abogado de inmigración tan pronto como le sea posible para discutir las opciones y evitar la deportación.

Los Beneficios de Trabajar con un Abogado de Inmigración

Ciertamente es posible manejar su solicitud de visa por su cuenta, pero por lo general se recomienda que usted consulte con un abogado de inmigración para asegurarse que el proceso vaya lo más ligero posible. Un solo error puede arruinar su solicitud y desafortunadamente todo el tiempo suceden errores. Su empleador puede estar dispuesto a reiniciar el proceso de solicitud de su visa si su solicitud es denegada, pero en muchos casos el tiempo adicional y esfuerzo requerido resultan en que la oferta de trabajo sea anulada. Contar con un abogado de inmigración experimentado de su lado es la forma más segura para tener éxito en la obtención de su visa rápidamente.

Si usted ya se encuentra en los Estados Unidos y usted tiene razones para creer que el patrocinio del empleo está en riesgo, es mejor reunirse con un abogado de inmigración antes de que el gobierno tome acciones y revoque su visa o lo expulse del país. Dependiendo de su situación, usted puede ser candidato para calificar para otro tipo de visa de modo de extender su estadía en el país o usted hasta podría solicitar la residencia legal permanente en los EEUU con una green card. Si ninguna de estas opciones está a su disposición, es mejor abandonar voluntariamente el país que esperar la deportación, ya que la salida voluntaria hace mucho más fácil regresar al país si usted logra calificar en el futuro próximo.

Llame a nuestro equipo de leyes de inmigración al (480)626-2388 para hablar sobre su caso hoy.

Programe su Consulta

Rellene el siguiente formulario para obtener su consulta y discutir sus mejores opciones legales.