Un ciudadano estadounidense – bien sea que ella o él haya nacido en los Estados Unidos o un ciudadano naturalizado – no puede ser deportado de los Estados Unidos. Después de todo, los Estados Unidos es el país donde viven, así que no tendría sentido deportarlos a otro país.

Sin embargo, hay casos en los que un ciudadano naturalizado de los Estados Unidos puede ser despojado de su ciudadanía. Si eso ocurre, él o ella podría ser sujeto a deportación de los Estados Unidos. Esto es raro, pero puede ocurrir cuando el ciudadano naturalizado renuncia a su ciudadanía estadounidense, también cuando el ciudadano es condenado por traición, o comete fraude durante el proceso de naturalización.

También es posible que una persona sea deportada durante el proceso de naturalización. Hasta que la ciudadanía estadounidense sea oficialmente otorgada, la persona es aún un residente legal y como tal está sujeto a la deportación en ciertas situaciones. La iniciación del proceso de naturalización no es suficiente para evitar la deportación – a usted se le debe otorgar la ciudadanía antes de que la posibilidad de deportación sea eliminada de la mesa.

Pérdida de la Ciudadanía Estadounidense

Existen varias formas por medio de las cuales a un ciudadano estadounidense se le puede revocar su ciudadanía por medio del gobierno federal. Esto es algo que pocas veces sucede, pero es ciertamente una posibilidad. Algunas razones para perder la ciudadanía estadounidense pueden incluir:

  • Renuncia voluntaria de la ciudadanía
  • Obtención fraudulenta de la ciudadanía
  • Ser condenado de traición contra los Estados Unidos
  • Negarse a testificar ante el Congreso con relación a actos subversivos dentro de los 10 años de la naturalización.
  • Obtención de una ciudadanía doble en un país con el cual los Estados Unidos requiere la renuncia de la ciudadanía
  • Servicio como oficial u oficial no comisionado con las fuerzas armadas de otra nación
  • Servicio con las fuerzas armadas de otra nación cuando se está comprometido en actos hostiles contra los Estados Unidos
  • Ser electo a cargos públicos en un estado extranjero

Si cualquiera de estos casos ocurre, el gobierno puede referir este caso a la corte federal. Y siendo revisado su caso, un juez federal tiene el derecho de revocar su ciudadanía por naturalización y reclasificarlo como un residente legal. En ese punto, la oficina de Agencia de Inmigración y Aduanas (ICE en inglés)- una división del Departamento de Seguridad Nacional (DHS en inglés)- puede iniciar el proceso de deportación.

Si usted es un ciudadano de los Estados Unidos naturalizado y recibe notificación del procedimiento de revocación de su ciudadanía, debería consultar con un abogado de inmigración tan pronto como le sea posible. Como ciudadanos de los Estados Unidos usted está protegido por el derecho Constitucional al debido proceso, así que no se le puede revocar su ciudadanía sin la oportunidad a defenderse en una corte. Un abogado calificado y experimentado puede asesorar su caso, aconsejarle en la mejor estrategia para retener su ciudadanía o residencia legal,y representarlo en corte.

El Proceso de Deportación

Tenga en mente que al revocarle su ciudadanía no significa necesariamente que será deportado de forma automática de los Estados Unidos. Aún hay medios legales para permanecer en los Estados Unidos como un residente legal, y puede aun tener la habilidad de volver a solicitar la ciudadanía por naturalización en el futuro. De nuevo, es conveniente consultar con un abogado de inmigración para asesorarle en sus opciones para representarlo en el proceso complejo.

A menos que usted califique para la expulsión expedita de los Estados Unidos, el proceso de deportación es por lo general un proceso largo, de muchos años que involucra a la Agencia de Inmigración y Aduanas (ICE), la corte de inmigración, La Junta de Apelaciones de Inmigración, y el Circuito de Corte de Apelaciones, Algunos casos se pueden resolver en poco tiempo como un año, pero la mayoría de los casos que involucran apelaciones toman 2-3 años.

La siguiente es una vista general del proceso de deportación:

  1. Arresto y Detención- la mayoría de los casos de deportación comienzan cuando la fuerza de ley local arresta a alguien con relación a otro crimen, y comparten la información del arresto con la ICE. La policía local puede retener a la persona hasta por 48 horas antes de transferir la custodia a la ICE. Si la persona es liberada, la ICE puede hacer un arresto independiente.
  2. Notificación de Comparecencia- cuando la ICE inicia los procedimientos para deportarlo, usted debería recibir una Notificación de Comparecencia en el proceso de expulsión al menos 10 días antes de la audiencia citada. Si usted aún no ha contratado un abogado, este es el momento de hacerlo.
  3. Audiencia de Fianza- el ICE hará una recomendación a la corte para que usted sea o no liberado con una fianza. Si tiene suerte (aun mejor, si tiene un buen abogado), usted puede ser liberado sin pagar una fianza. Si la corte determina que una fianza es necesaria, usted puede ser liberado tan pronto como pague la fianza.
  4. Audiencia Principal- esta es una audiencia corta en una corte de inmigración para determinar cómo procederá su caso. El juez leerá los cargos,y el acusado admitirá o negará cada una de las causaciones, el juez decidirá cuáles argumentos en contra de la deportación puede ser considerados (asilo, matrimonio con un ciudadano de los Estados Unidos, cancelación de la expulsión, etc.), y agendar la siguiente audiencia.
  5. Audiencia de Méritos o de Todo Fondo – en la audiencia de méritos, el acusado presentará su defensa en contra de la deportación. Dependiendo de la complejidad del caso, la audiencia podría decidirse en unas pocas horas, o podría llevar varios días para evaluar la defensa. En el cierre o la conclusión del caso, el juez emitirá la opinión de la corte.
  6. Orden de Deportación- si los argumentos del acusado para permanecer en el país son negados, la corte emitirá una orden de expulsión. En este punto, el acusado puede bien cumplir con la orden o apelar el fallo ante la Junta de Apelaciones de Inmigración.
  7. Deportación- después de que todas las apelaciones han sido agotadas y desestimadas, la ICE ejecutará la orden de la corte para la deportación. En este punto, el tiempo de la deportación dependerá en cuán rápido la agencia toma en obtener la documentación de viaje necesaria , y de cuáles son las políticas de deportación del país receptor. Los países con una sólida relación de deportación con los Estados Unidos (como México) pueden lograr una deportación en 1-2 semanas, mientras que otros pueden tomar hasta 90 días. En raras ocasiones donde los involucrados no pueden ser deportados en 90 días, él o ella puede solicitar a la corte la cancelación del retiro.

Retiro Voluntario

Nótese que en ciertos casos, puede ser recomendable la partida voluntaria de los Estados Unidos en vez de agotar sus opciones en la corte de inmigración. Si la corte aprueba un retiro voluntario, se le darán de 2 a 4 meses para arreglar sus asuntos personales antes de dejar el país y usted podrá tener la oportunidad de solicitar de nuevo la reentrada en los Estados Unidos en una fecha posterior. En cambio, si usted es deportado entonces la readmisión a los Estados Unidos probablemente será mucho más difícil.

El Proceso de Deportación

Una vez que la ciudadanía ha sido retirada a un ciudadano de los Estados Unidos, su estatus legal en los Estados Unidos está en riesgo. En este punto, la tarea de deportación caerá en manos del ICE (Autoridad de Inmigración y Aduanas) una división del Departamento de Seguridad Nacional. Si el ICE elige proseguir con la orden expulsión y deportar a la persona de los Estados Unidos, aquí está lo que el expatriado puede esperar:

  • Arresto y detención – agentes del ICE o de la patrulla de fronteras arrestará al sujeto y lo detendrá en una instalación de detención o una prisión federal bajo contrato.
  • Notificación de comparecencia- el sujeto recibirá una notificación de comparecencia en la corte de inmigración al menos 10 días antes de la audiencia preliminar.
  • Audiencia de fianza- si el individuo presenta un riesgo mínimo de fuga, él o ella puede ser liberado sin pagar fianza. Por el contrario, la corte emitirá una fianza, y el sujeto puede ser liberado del centro de detención una vez que ha pagado la fianza.
  • Audiencia preliminar- esta es la primera audiencia oficial en el proceso regular de deportación. En esta audiencia, el juez leerá los cargos, y el acusado afirmará o negará los cargos. El juez describirá cuales descargos (es decir, argumentos en contra de la deportación) el sujeto puede hacer valer, y luego agendar una audiencia formal.
  • Audiencia de Méritos o de Fondo – la audiencia de fondo es donde el ICE presenta su caso contra el sujeto acusado, y el o la acusada tiene la oportunidad de presentar una defensa válida del porqué no debería ser deportada del país. Esta audiencia podría resolver el caso en pocas horas, o podría tomar varios días, dependiendo de la complejidad del caso.
  • Orden de retiro- si el juez acepta la petición de liberación del acusado, el caso será desestimado. Si no, el juez emitirá una orden de expulsión para deportar al sujeto.
  • Apelaciones- el individuo puede apelar la decisión de la corte ante la Junta de Apelaciones de Inmigración. En algunos casos, ellos pueden apelar ante el Circuito de Cortes de Apelación, y en última instancia ante la Corte Suprema.
  • Deportación- si la corte de apelaciones rechaza conocer la apelación o falla en contra del acusado, entonces el o la acusada será deportada. La mayoría de las deportaciones se llevan a cabo hasta en 2 semanas, aunque esto depende de cuán rápido el ICE puede recolectar los documentos de viaje necesarios, organizar el viaje y alcanzar un arreglo con el país receptor.
Llame a nuestro equipo de leyes de inmigración al (480)626-2388 para hablar sobre su caso hoy.

Programe su Consulta

Rellene el siguiente formulario para obtener su consulta y discutir sus mejores opciones legales.