Si usted es un ciudadano de los Estados Unidos que desea traer a su prometido extranjero a los EE.UU. con el propósito de casarse, usted deberá solicitar una visa de no inmigrante K1. También conocida como visa de prometido/a, una visa K1 permite que su pareja prometida y extranjera viaje a los EE. UU. para casarse con un ciudadano estadounidense.

Una vez en los EE. UU., el ciudadano extranjero puede solicitar un ajuste de estatus para convertirse en residente permanente. Si bien el proceso puede parecer simple, en realidad existen muchos desafíos para obtener una visa K1. Además, tanto el ciudadano extranjero como el patrocinador de EE. UU. deben cumplir con unos requisitos específicos de elegibilidad.

Definición de “Prometido/a”

Prometido/a se refiere a una pareja comprometida masculina o femenina. Antes de solicitar una visa de prometido/a, se requiere que la pareja se haya visto en persona durante los dos años pasados. Sin embargo, hay ciertas excepciones a esta regla, como por ejemplo, si el patrocinador de los EE. UU. tiene una dificultad extrema que le impide conocer personalmente al prometido ciudadano extranjero.

El prometido extranjero que solicita la visa K1 también debe aceptar casarse dentro de los 90 días de haber ingresado a los EE. UU. o corre el riesgo de ser deportado. Tanto el ciudadano de los Estados Unidos como el solicitante de la visa deben poder casarse legalmente en el momento en el que se entrega la petición y deben permanecer libres para casarse hasta su unión. El matrimonio también debe cumplir con todas las leyes de matrimonio en el estado de EE. UU. en el que se llevará a cabo el matrimonio.

Requisitos de Elegibilidad

Para que un ciudadano extranjero sea elegible para una visa K1, el ciudadano estadounidense con el que planea casarse debió de haber nacido en los Estados Unidos o sus territorios, haber adquirido la ciudadanía a través de un miembro de la familia o haberse convertido en ciudadano mediante una solicitud y una prueba (naturalización). Otros requisitos de elegibilidad que las parejas deben tener para obtener una visa K1 incluyen los siguientes:

  • Tanto el ciudadano estadounidense como el o la prometida extranjera deben ser elegibles para contraer matrimonio según la ley estadounidense, lo que significa que las parejas del mismo sexo pueden obtener una visa K1 incluso si el país de origen del ciudadano extranjero no reconoce los matrimonios entre personas del mismo sexo.
  • Tanto el ciudadano estadounidense como el o la prometida extranjera deben proporcionar cualquier certificado de divorcio o defunción si estuvieron casados anteriormente.
  • El patrocinador estadounidense debe de ser un ciudadano estadounidense. Los titulares de la tarjeta de residencia permanente de los Estados Unidos no pueden solicitar visas K1.
  • La relación entre el patrocinador de EE. UU. y el o la prometida extranjera debe de ser auténtica, lo que se prueba parcialmente a través de corresponsales, fotos y declaraciones escritas de personas que conocen a la pareja.
  • El patrocinador de EE. UU. debe de cumplir con los requisitos de ingresos, lo que significa ganar al menos el 100 por ciento de las pautas federales de pobreza en el momento de la solicitud, y al menos el 125 por ciento de estas pautas cuando el o la prometida extranjera solicita una tarjeta residencia permanente.

La Ventana de 90 días

El estatus de no inmigrante K1 vence automáticamente 90 días después de la entrada a los EE. UU. Esta ventana de 90 días no se puede extender y si la pareja no se casa dentro de los 90 días, el o la prometida extranjera y sus hijos deben salir de los EE. UU. No partir se considera una violación de la ley de inmigración de los Estados Unidos y puede resultar en la deportación.

Si la pareja estadounidense y el o la prometida extranjera se casan después del período de 90 días, el patrocinador estadounidense puede mandar el Formulario I-130, Petición de familiar extranjero. Luego se inicia el proceso de la tarjeta de residencia por matrimonio, lo que permite que los cónyuges de ciudadanos estadounidenses y titulares de tarjetas de residencia de los EE. UU. se conviertan en residentes permanentes.

Matrimonio Después de una Visa K1

A menudo existe confusión en torno a cómo funciona la ciudadanía después de obtener una visa K1. El matrimonio con un ciudadano estadounidense hace que una persona sea elegible para una tarjeta verde. Después de poseer una tarjeta verde durante un cierto número de años, una persona puede calificar para la ciudadanía estadounidense. Esto significa que incluso si un ciudadano estadounidense patrocina a su prometido/a extranjero/a, la pareja extranjera no podrá convertirse en ciudadano estadounidense de inmediato. Después del matrimonio, las parejas casadas pueden seguir los pasos adecuados para obtener la ciudadanía estadounidense.

  • El patrocinador de EE. UU. prepara una petición en el Formulario I-130 y el cónyuge extranjero prepara una solicitud de ajuste de estatus (Formulario I-485). Este paquete en su conjunto se envía por correo a USCIS.
  • Ambos cónyuges deberán asistir a una entrevista. Si todo va bien, el cónyuge extranjero será aprobado para el estatus de residente condicional legal. El cónyuge extranjero sigue siendo residente condicional durante dos años.
  • Aproximadamente 90 días antes de que finalice el período de dos años, la pareja debe presentar una petición conjunta (Formulario I-751) que solicita que se levanten las condiciones de la residencia. USCIS puede tardar varios meses en aprobar esta solicitud.
  • Un cónyuge extranjero que permanece con su cónyuge estadounidense durante al menos tres años a partir de la fecha de aprobación para la residencia condicional puede solicitar la ciudadanía estadounidense mediante el Formulario N-400. La mayoría de las personas deben esperar un período de cinco años después de recibir una tarjeta verde para solicitar la ciudadanía estadounidense.

Si la pareja deja de vivir juntos o el matrimonio se rompe, la pareja extranjera deberá contar cinco años a partir de la fecha de aprobación de la residencia para solicitar la naturalización. Si la pareja extranjera se divorcia antes de que pueda conseguir que se levanten las condiciones de la residencia permanente, la deportación podría ocurrir.

Nadie está obligado a permanecer casado o casada con nadie en los EE. UU. Además, una tarjeta de residencia no suele ser revocada si una pareja con una visa de prometido/a decide divorciarse. Sin embargo, si la tarjeta de residencia todavía está pendiente y la pareja debe asistir a una entrevista, existe la posibilidad de que se le niegue la tarjeta de residencia.

Comuníquese con un Abogado de Inmigración

El proceso para obtener una visa K1, así como la transición de la visa a la ciudadanía estadounidense, puede ser largo y complejo. Cualquier error cometido durante el proceso puede resultar en semanas o incluso meses de retraso. Contratar a un abogado de inmigración con experiencia para manejar el proceso puede ayudar a minimizar el riesgo de retrasos y brindarle tranquilidad. Para obtener más información sobre el proceso de visa K1 o para obtener asistencia legal con su caso, ¡contáctenos a continuación!

 

Llame a nuestro equipo de leyes de inmigración al (480)626-2388 para hablar sobre su caso hoy.

Programe su Consulta

Rellene el siguiente formulario para obtener su consulta y discutir sus mejores opciones legales.